Saltar al contenido
Pescador Lago Inle

El equilibrio en fotografía: la clave de la composición

De todas las reglas compositivas que existen, para mí el equilibrio en fotografía es la una de las más importantes que existen. Cuando fotografiamos, podemos seguir un montón de reglas compositivas como la regla de los tercios, las líneas de lectura o la composición por colores, pero ¿de qué sirven todas ellas si la fotografía no está equilibrada?

Definición de equilibrio

Equilibrio, del latín aequilibrium, significa, según la RAE, «Estado de un cuerpo cuando fuerzas encontradas que obran en él se compensan destruyéndose mutuamente». En este sentido, equilibrio es un sinónimo de estabilidad. Otra definición que también me gusta mucho es «Contrapeso, contrarresto o armonía entre cosas diversas». Según esta definición algunos sinónimos sería armonía, simetría, proporción o contrapeso. 

Lo sé, parece más una clase de letras que una clase de fotografía, pero antes de empezar a explicar qué es el equilibrio fotográfico, hay que tener claro el concepto de equilibrio.

Qué es el equilibrio visual en fotografía?

El equilibrio visual en el contexto de la fotografía hace referencia a la distribución armónica de elementos visuales en una composición, buscando una sensación de estabilidad y armonía, de modo que la imagen no parezca inclinarse hacia un lado. 

A mí me gusta verlo de esta manera, imagina que haces un agujero en el centro de tu foto y pasas un cordel por él. Cuando levantas la foto del suelo tirando por el cordel, la foto debería de levantarse manteniéndose en el plano horizontal al suelo, sin inclinarse hacia ninguna de sus esquinas o lados. 

Existen dos formas principales de equilibrio visual: simétrico y asimétrico.

Equilibrio simétrico en fotografía
Equilibrio simétrico
Equilibrio asimétrico en fotografía
Equilibrio asimétrico
Equilibrio en fotografía: foto desequilibrada a la izquierda
Desequilibrada a la izquierda

Equilibrio simétrico

Si trazamos un eje de simetría vertical en el centro de nuestra imagen, diremos que existe equilibrio simétrico cuando los elementos visuales se distribuyen de manera idéntica o muy similar. Este tipo de composiciones se denominan estáticas y crean una sensación de orden y estabilidad. En algunos casos, estás imágenes pueden llegar a aburrir al espectador.

Ejemplos de fotografías con equilibrio simétrico

Mausoleo Ho Chi Minh
Mausoleo Ho Chi Minh, Vietnam
Sagrada Familia
Sagrada Familia, Barcelona
Mujer de etnia cuepe
Mujer de etnia cuepe

Equilibrio asimétrico

El equilibrio asimétrico implica una distribución de elementos de manera desigual respecto al eje vertical, pero manteniendo una sensación de equilibrio a través de la consideración del peso visual de cada elemento. Generalmente, estas composiciones son más dinámicas y visualmente atractivas. Sin embargo, requieren de una comprensión avanzada de cómo la relación entre los elementos afecta a la percepción global de la imagen.

Y ¿qué demonios es esto del peso visual? Te lo explico en esta entrada Qué es el peso visual y cómo puedes aprovecharlo en fotografía.

Explicado de forma breve, el peso visual es un concepto que hace referencia al impacto visual que percibimos de un objeto en una fotografía. En este sentido, los elementos con mayor peso visual tienden a captar nuestra mirada de manera más inmediata pudiendo influir en la percepción general de la composición. 

Otras reglas compositivas que también te permiten conseguir un equilibrio asimétrico son la regla de los tercios, ley de la mirada, las líneas de movimiento y el uso del espacio negativo. 

Ejemplos de fotografías con equilibrio asimétrico

Si habéis leído la entrada sobre el peso visual entenderéis rápidamente porque las fotos siguientes están equilibradas, por si no lo habéis hecho, os lo explico por encima. 

En la fotografía de Venecia, el gondolero está situado abajo a la derecha, es menos luminoso y está enfocado y, además, capta más nuestra atención por ser una persona. Todo ello consigue contrarrestar el gran tamaño de la espectacular Basilica de Santa Maria della Salud. En el caso de la fotografía del cazador bosquimano, podríamos pensar al estar el sujeto a la derecha, la fotografía queda desequilibrada. Sin embargo, siguiendo a la ley de la mirada, se crea una línea en la dirección de la mirada que equilibra la imagen. En la última toma, el color saturado y cálido de la mujer contrarresta el gran tamaño del altar situado a la derecha.

Atardecer Venecia
Atardecer en Venecia
Arquero bosquimano durante la caería
Arquero bosquimano durante una caería
Mujer rezando en la fortaleza de San Miguel, Luanda
Mujer rezando en la fortaleza de San Miguel, Luanda

Concluyendo

Como habrás podido comprobar, entender el concepto de equilibrio en fotografía es clave para conseguir buenas imágenes. Si queremos llevar nuestras fotos a otro nivel, debemos saber salir de las composiciones más clásicas y aburridas, ya que esto nos permitirá crear composiciones más dinámicas. Ojo, no os lo toméis al pie de la letra, hay composiciones que han de ser simétricas! Por último, decir que también podemos romper las reglas y crear fotos desequilibradas para transmitir angustia o agobio.