Saltar al contenido
Mujer de la tribu himba

La tribu himba

En los confines más remotos de Namibia, cerca de la frontera con Angola, en la región de Kunene, se encuentra la tribu himba. Este pueblo de unos 50.000 habitantes es, a día de hoy, uno de los que más interés suscita tanto a antropólogos como fotógrafos. Y es que más allá de su espectacular estética, este grupo étnico ha sido capaz de mantener intactas sus tradiciones milenarias. Los ovahimba son un pueblo monoteísta que adora al dios Mukuru, así como sus antepasados.

Los himba son un subgrupo de los herero, un pueblo de origen Bantú del que se han encontrado asentamientos en la región que se remontan a principios del siglo XVI. Siglos atrás, los bantúes desplazaron a los bosquimanos hacia el desierto del Kalahari y se asentaron en el actual territorio de Angola y Namibia. A raíz de una epidemia bobina a finales del siglo de XIX, gran parte de los herero decidió trasladarse al sur en pos de un futuro mejor. Sin embargo, algunos decidieron quedarse, dando lugar al nacimiento del pueblo Himba. Desde entonces, su gente ha sabido sobrevivir a las calamidades del clima, a un genocidio por parte de los colonizadores alemanes y a las guerras derivadas de la independencia de Angola.

mujer himba frente a su casa
Mujer himba frente a su casa

Economía de la tribu himba

Desde entonces, este pueblo seminómada se ha dedicado principalmente a la cría de ovejas y de cabras, aunque también cultivan algunos cereales como el maíz o el mijo. Como la mayoría de las etnias del, continente africano, los himba miden su riqueza en cabezas de ganado. De hecho, son el pueblo del sur de Angola, seguidos por los hakaona, los gambue, los túa y los cuís. Es más, estas dos últimas comunidades indígenas se dedican, en parte, a cuidar del ganado de los ovahimba. En la actualidad, los ingresos de los himba provienen del trabajo en zonas de conservación, del turismo, de la venta de artesanías y de las ayudas de los gobiernos, aunque en algunas ocasiones se ven obligados a vender algo de ganado. Además, el ganado sirve también como moneda de cambio en las ceremonias matrimoniales. Siendo los padres la novia quienes negociarán la dote con la familia del novio. 

Portabebés artesanal himba
Portabebés artesanal himba
Recipiente artesanal hecho de calabaza
cabaña de madera himba
cabaña de madera himba

La vida de los himba en la región de Kunene

Como suele habitual en las sociedades que se dedican a la ganadería, los hombres son los encargados de salir a pastorear con los rebaños durante largos periodos de tiempo. También son los responsables de celebrar los consejos con los jefes tribales. De modo que la inmensa mayoría de las tareas diarias recae en las mujeres. Desde pequeñas, las niñas himba son las encargadas de ir a buscar agua, de cuidar de los más pequeños y de ordeñar el ganado. Además, las mujeres también se encargan de cocinar, de fabricar productos artesanales y de ir a buscar leña para el fuego y la construcción de las casas.

Anciano himba
Anciano himba
Mujer himba con tocado tradicional
Mujer con tocado tradicional

Estética de la tribu himba

Tiempo atrás, tanto los hombres como las mujeres himba solían usar ropa tradicional adaptada al clima cálido y semiárido de la región de Kunene. Sin embargo, actualmente, solo las mujeres acostumbran a utilizar ropa tradicional como faldas y sandalias hechas de piel, mientras que los hombres, cada vez más, emplean prendas modernas y calzado hecho de neumático. Además, las mujeres lucen algunos abalorios como tobilleras, cinturones o collares hechos, principalmente, de piel y de metal.

falda de piel tradicional
Falda de piel tradicional
sandalias tradicionales hechas de piel
Sandalias tradicionales hechas de piel
Tobilleras tradicionales himba
Tobilleras tradicionales
Hombre himba frente a su casa
Un hombre descansa frente a su casa

Aunque si hay una razón por la cual la tribu himba se ha convertido en una de las más fotografiadas del continente africano, esa es la estética de sus mujeres. Y es que estas cubren sus cuerpos con «otjize», una mezcla hecha a base de mantequilla animal y un pigmento ocre, que les da un tono rojizo. Esta mezcla sirve como medida de higiene durante los largos periodos de sequía y, también, las protege de las quemaduras del sol. Además de sus cuerpos rojizos, destacan sus espectaculares peinados, que son uno de los símbolos más representativos de su cultura. De hecho, los peinados juegan un papel fundamental en la sociedad himba. Tanto es así que es posible deducir el estado social de un miembro de la tribu con solo ver su peinado.

 

Los peinados de las mujeres de la tribu himba

Durante la infancia y desde bien pequeñas, las mujeres himba portan dos trenzas hacia delante hasta que entran en edad de «fico» (ceremonia de paso a la edad adulta en algunas tribus de la región). Cuando las jóvenes alcanzan edad suficiente para casarse, estas pasan a hacerse más trenzas a las que añaden extensiones de lana. Estas trenzas siguen siendo hacia delante, y sirven como un velo para ocultar su rostro a los hombres. A diferencia de las jóvenes adolescentes, una vez casadas, las mujeres adultas lucen las trenzas hacia atrás. Y, además, después de haber dado a luz, decoran su peinado con un tocado de piel ornamentado llamado «erembe».

Niña himba con trenzas tradicionales cargando a un bebé
Niña himba con trenzas tradicionales cargando a un bebé
Joven himba en periodo de fico con el peinado tradicional
Joven en periodo de fico con el peinado tradicional
joven casada y joven en edad de fico
joven casada y joven en edad de fico
peinado tradicional himba a medio hacer con extensiones de lana sin otjize
Peinado tradicional a medio hacer con extensiones de lana sin otjize
mujer himba casada con peinado y tocado tradicionales
Mujer casada con peinado y tocado tradicionales

Peinados de los hombres de la tribu himba

Por su parte, a los niños himba se les hace una cresta hacia atrás desde que nacen, que no se cortarán hasta contraer matrimonio. De hecho, muchos jóvenes utilizan fundas de tela para proteger sus preciadas crestas. Después de casarse, los adultos himba suelen llevar el pelo corto hasta su muerte.

Niño himba con cresta
Un niño peinado con una pequeña cresta
Cresta tradicional himba
Joven con la cresta tradicional
Joven himba protegiendo su cresta con una funda
Joven himba protegiendo su cresta con una funda
×