Saltar al contenido
Qué es el iso en fotografía

Qué es el ISO en fotografía y cuándo debes usarlo

Alguna vez te has preguntado ¿qué es el ISO en fotografía? Todos, cuando empezamos, hemos escuchado alguna vez que no hay que subir nunca el ISO, pero para qué iban a poner este parámetro allí si no tenemos que utilizarlo. Sigue leyendo para entender qué es y para qué sirve realmente este parámetro. Que por cierto, si no fuera tan importante, no formaría parte del triángulo de exposición junto con la apertura del diafragma y la velocidad de exposición.

Qué es el ISO en fotografía analógica

El término ISO ha tomado prestado el nombre de la Organización Internacional de Normalización (International Organization for Standardization). Este término se incorporó al vocabulario fotográfico por la necesidad de tener un estándar para describir la sensibilidad de la película fotográfica. Las películas con valores ISO más bajos (como 100 o 200) eran ideales para situaciones bien iluminadas, mientras que las películas de mayor sensibilidad (400 o más) eran ideales para condiciones de poca luz. Es decir, cuanto más alto es el ISO más sensible es el material fotosensible a la luz.

Qué es el ISO en fotografía digital

Sin embargo, en las cámaras digitales el ISO no hace referencia a la sensibilidad del sensor de tu cámara, sino a la amplificación de la señal recibida por este. En este sentido, cuanto mayor sea el número ISO mayor será la amplificación de la señal recibida. Como es de esperar, al amplificar la señal, también estamos amplificando el ruido asociado. Por lo general, las cámaras suelen tener un ISO nativa o ISO base de 100 o 200 dependiendo el modelo, y que puede aumentarse hasta valores que rondan los 100.000 o 200.000. A continuación tienes una imagen que resume el funcionamiento de el parámetro ISO.

ISO en fotografía
Relación entre el ISO, la luz y el ruido

A continuación, te dejo el vídeo de Youtube por si quieres repasar o, sencillamente, no te apetece leer más.

Qué es el ISO nativo en fotografía

Se define el «ISO nativo» como el valor de ISO en el cual el sensor de una cámara digital funciona de manera óptima, sin realizar amplificaciones o reducciones adicionales de la señal. En otras palabras, el ISO nativo es el valor base en el cual el sensor captura la luz de manera más eficiente y, por tanto, produciendo la mejor calidad de imagen posible. 

A continuación un ejemplo de la misma imagen tomada con tres valores de ISO diferentes. Como puedes ver, la imagen con ISO Nativo no presenta ruido, la segunda tiene algo de ruido, pero podría servir, y la tercera es inservible.

foto con ISO nativo
ISO Nativo
Foto con ISO 4000
ISO 4000
Foto con ISO 102400
ISO 102400

Cómo usar el ISO en fotografía

Sabiendo lo que es el ISO nativo y los efectos que tiene sobre nuestra fotografía subir el ISO, es fácil llegar a la conclusión de que hay que evitar usar el ISO. Sin embargo, este parámetro es realmente útil para compensar la exposición. Cuando nos encontremos en una situación en la que no podemos bajar más la velocidad de obturación o no podamos abrir más el diafragma, el ISO será quien nos permita conseguir ese extra de luz. No obstante, tendremos que saber qué nivel de ruido podemos tolerar. En este aspecto, señalar que cuanto más bueno sea nuestro sensor mayores valores de ISO podremos utilizar sin perder demasiada calidad de imagen. Por ejemplo, con mi Sony A7IV puedo trabajar tranquilamente con valores ISO de entre 3200 y 12800, trabajando el ruido en la edición.

Qué valores de ISO usar

Finalmente, para que puedas hacerte una idea de los valores ISO que se utilizan normalmente, te dejo algunos ejemplos:

  • ISO 100-400: Ideal para condiciones de buena iluminación, como exteriores durante el día. No deberías de apreciar el ruido
  • ISO 400-800: óptimo para situaciones de iluminación moderada, como calles estrechas, o interiores. Todavía obtendrás una gran calidad de imagen.
  • ISO 1600-3200: Utilízalo en entornos con poca luz, como fotografía nocturna o interiores oscuros. Aquí deberías de empezar a notar el grano, aunque las imágenes seguirán siendo útiles.
  • ISO > 3200: Úsalo solo si es estrictamente necesario, es decir en situaciones de muy poca luz. La calidad de la imagen se verá bastante afectada.

Conclusión

En definitiva, el parámetro ISO no es tan malo como dicen por ahí! Es más, es una herramienta que te va a permitir adaptarte a diferentes condiciones de luz. Siempre y cuando estés dispuesto a pagar el precio que esto exige, perder un poco de calidad. Y desde mi punto de vista, lo más importante en una foto es su historia, por lo que si es necesario perder calidad para capturarla, que así sea. Te dejo por aquí un ejemplo una foto tomada durante el ritual del Salto del Toro de la tribu Hamer. En concreto se trata del momento más importante de la ceremonia, y este tiene lugar una vez se ha ido el sol.

Salto del Toro
Fotografía tomada a ISO 4000
×