Saltar al contenido
Regla de los tercios

La regla de los tercios en fotografía de viaje

La regla de los tercios sea posiblemente la regla compositiva que más nos va a permitir mejorar nuestras tomas cuando estamos empezando en el maravilloso mundo de la fotografía. Y es que esta sencilla pero eficaz regla nos va a permitir aprender a colocar de una forma coherente todos los elementos de nuestra fotografía. De modo que si queréis entender cómo y cuándo hay que utilizar esta regla de composición os invito a seguir leyendo. Además, más adelante os mostraré algunos ejemplos aplicados a la fotografía de viaje.

¿Qué es la regla de los tercios?

La regla de los tercios dice que si dividimos una imagen en nueve secciones rectangulares iguales utilizando dos líneas horizontales y dos líneas verticales imaginarias y colocamos nuestros elementos focales en estas líneas o en los puntos de intersección de estas líneas, nuestra imagen resultará visualmente más atractiva y equilibrada. 

esquema regla de los tercios
Tercios y puntos de interés

Os dejo por aquí la versión en vídeo de este blog.

Puntos de interés y tercios

Como podéis observar en la imagen, al trazar las cuatro líneas imaginarias, aparecen cuatro puntos de intersección. Estos puntos son conocidos como puntos de interés porque atraen de manera natural la atención del observador. Ya sea un retrato, un paisaje o cualquier otro estilo fotográfico, colocar nuestros elementos focales en alguno de estos puntos nos permitirá conseguir una imagen más interesante. 

Además de los puntos de intersección, las líneas verticales y horizontales, conocidas como tercios, también juegan un papel fundamental en la regla de los tercios. En este sentido, los tercios pueden utilizarse para alinear elementos clave en la imagen, como horizontes o edificios, mejorando la armonía general de la composición.

Veamos la regla aplicada a esta fotografía realizada en las pirámides de Meroe, en Sudán. Como podéis ver, coloqué al jinete en el tercio izquierdo intentando que su cabeza estuviera cerca del punto de interés. Además, coloqué el horizonte en el tercio superior de la imagen y traté de equilibrar el peso del jinete con la pirámide de la esquina superior derecha. En otra entrada ya os hablaré del equilibrio en fotografía.

Aplicación de la regla de los tercios
Aplicación de la regla de los tercios

La proporción áurea

A estas alturas, os estaréis preguntando porqué colocar los elementos focales en estos puntos de interés funciona tan bien. Pues bien, esto se debe a que la regla de los tercios no es mas que una simplificación de la proporción áurea. Esta proporción, también conocida como la divina proporción o el número de oro, es una constante matemática que ha sido observada en numerosos aspectos de la naturaleza. La proporción áurea se manifiesta de diversas formas en plantas, animales, estructuras y fenómenos naturales, contribuyendo a la armonía y estética que percibimos en la naturaleza. De modo que cuando una imagen sigue esta proporción nuestro cerebro la percibe como bonita. 

A continuación os dejo algunos ejemplos de aplicación de la proporción áurea en composición  fotográfica y su relación con la regla de los tercios.

Regla de los tercios
Regla de los tercios
Espiral áurea en composición fotográfica
Espiral áurea
Triángulos áureos en composición fotográfica
Triángulos áureos
Rectángulos áureos en composición fotográfica
Rectángulos áureos

La regla de los tercios en fotografía de retrato

En fotografía de viaje vamos a realizar un sin fin de retratos, por lo que es importante saber aplicar esta regla a la fotografía de retrato. Pues bien, lo que nos dice la regla de los tercios aplicada al retrato es que debemos situar los ojos del sujeto a la altura del tercio superior. Además, si el sujeto está mirando hacia un lado, podemos aprovechar para colocar el ojo en uno de los puntos de interés. 

Como podéis ver en la imagen de la niña de la tribu surma, hemos colocado los ojos a la altura del tercio superior. En la segunda foto, no solo los hemos colocado en el tercio superior, sino que además hemos situado uno de ellos en el punto de interés superior derecho. Sin embargo, esto último no siempre es posible ya que entran en juego otros factores compositivos como la ley de la mirada o el equilibrio.

regla de los tercios en fotografía de retrato
Ojos del sujeto colocados en el tercio superior
regla de los tercios en composición de retratos
Ojo situado en el punto de interés superior derecho

Regla de los tercios aplicada al paisaje

Para finalizar, veamos cómo podemos aplicar la regla de los tercios a la fotografía de paisaje, que es otra de las disciplinas que debemos dominar en fotografía de viaje. Como os podéis imaginar, la regla de los tercios nos dice que debemos colocar nuestro elemento focal en uno de los puntos de interés. Pero como esto ya lo sabemos, vayamos directamente a la parte más interesante, la colocación del horizonte.

Línea del horizonte en fotografía

Más arriba, os comentaba que hay que colocar el horizonte en uno de los tercios para crear imágenes visualmente atractivas. Sin embargo, eso no es suficiente para hacer fotos realmente interesantes. Para hacer fotos potentes, debemos entender en qué tercio debemos colocar el horizonte. En cuál de ellos lo situemos dependerá de lo que estemos buscando en nuestra fotografía. Si queremos enfatizar el cielo, colocaremos el horizonte en el tercio inferior, de lo contrario, si queremos enfatizar el paisaje lo situaremos en el tercio superior.

Veámoslo con un par de ejemplos. En la primera fotografía, lo que quería destacar es la preciosa ciudad de Florencia, mientras que en la segunda imagen, lo realmente importante era el espectacular cielo que había sobre Venecia.

Horizonte colocado en el tercio superior
Horizonte colocado en el tercio superior para enfatizar el paisaje
Horizonte colocado en el tercio inferior
Horizonte colocado en el tercio inferior para enfatizar el cielo

Como veis, la regla de los tercios es una herramienta muy potente, y bien aplicada llevará vuestras fotos a otro nivel. Sin embargo, esta regla solo es una guía, y a medida que vayáis aprendiendo os daréis cuenta de que a veces es mejor romperla. Ya que lo realmente importante es conseguir una fotografía equilibrada, pero esto da para otra entrada.

Si os apetece seguir aprendiendo sobre composición os invito a leer estas entradas:

×